Loading...

martes, 21 de mayo de 2013

El rol del entrenador


Tanto se escribe sobre el rol del Entrenador en un equipo y nunca se agota el tema. Un amplio listado de aptitudes técnicas, profesionales, morales, cognoscitivas, etc. Poco se habla acerca del papel que cumple, dentro de la comunidad a la que representa.

Sin duda alguna que muchas veces una decisión suya alegra o entristece a toda una gran comunidad, llámense aficionados, radioescuchas, televidentes o simplemente colegas críticos cuidadosos de la profesìon.Nadie tiene tanto poder durante 90 minutos y nadie tiene tanto que evaluar,ordenar,corroborar o modificar en 90 minutos.
Un alto ejecutivo en momentos de apremios para una decision, convoca a una junta de asesores o directores de departamentos para evaluar la situación, si no consigue un consenso a su decisión opta por dejar el expediente en su escritorio y da órdenes a su secretaria para que no se le moleste, toma su palo de golf y ensaya su golpe final predilecto sobre la alfombra o practica puntería con dardos en la foto de la competencia escondida atrás del valioso cuadro colgado en la pared.

El entrenador que ha confiado la tarea a realizar a sus mejores hombres, analiza los problemas o ventajas que el rival y el juego le plantean. Discute  a voces o con gestos la injerencia de un juez que con un reglamento a veces flexible, a veces muy rígido decide cambiar el rumbo de las intenciones sin valorar el esfuerzo de los artistas en el campo. Una indicación que nadie escucha parece ser la solución, pero él, sabe que tiene 5 minutos de vestuario para solucionar todo lo hecho o lo que no se hizo en 45 minutos de acción. Luego a esperar el final y comparecer en cada esquina, en cada programa, a la asesoría gratuita, vehemente y apasionada de aquellos que una vez pasados los hechos tenían la solución a cada caso.

Muy lejos de la comparación que realizamos con el tecnócrata, la asesoría siempre llega después, nunca antes, porque si no viviríamos en la inmensa tristeza de colaborar y no se podría disfrutar de la inconmensurable alegría de criticar.

Qué lindo aquel Entrenador que cumple con todos los requisitos del manual, pero pobre si le falta algo que parece ser más ligado a maestra de preescolares, paciencia. Paciencia para resolver, paciencia para escuchar, paciencia  para enseñar, en definitiva para ser Entrenador en 90 minutos.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada